Etiqueta: santiago

Decoterra >
Festiluz

Cristian Boza y su legado que hoy disfruta de Festiluz

El arquitecto Cristián Boza Díaz, falleció hoy a la edad de 76 años a raíz de una enfermedad hepática que lo aquejó en sus últimos años de vida.

Boza, reconocido por diseñar el Parque Fluvial de la Familia, el Centro de la Justicia y la Universidad San Sebastián en Santiago, obtuvo su título en la Universidad Católica de Chile, y realizó un máster en Diseño Urbano en la Universidad de Edimburgo.

El arquitecto se desempeñó como decano de la facultad de Arquitectura de la Universidad San Sebastián entre el 2006 y 2012, donde generó revuelo luego de que declarara que el plantel no tenía buenos alumnos porque estos no tenían “sofisticación”.

“Son primera generación en la universidad, son, por ejemplo: hijos de un camionero, de gente vulnerable. Me equivoqué en plantear un esquema muy sofisticado“, declaró Boza en el año 2012.

Estas afirmaciones le valieron ser despedido de su cargo y posteriormente tuvo que pedir disculpas: “Si ofendí a los jóvenes por mi falta de delicadeza, les pido perdón. No he pretendido nunca denostar a estudiantes y familias que han hecho de la educación su mayor herramienta de cambio”, sostuvo.

“Una enfermedad de mierda”

En una entrevista publicada ayer lunes por el diario La Segunda, Boza señaló que tenía “una enfermedad de mierda” y que convivía con el “primo hermano de la depresión“.

Ante la pregunta si alguna vez “fue pesado con sus alumnos“, el arquitecto respondió que solo “con los alumnos malos. A las preguntas tontas respondo con tonteras“.

Boza reconoció que, a pesar de haber perdido perdón por sus declaraciones contra sus alumnos en el año 2012, no se arrepentía.

Por Otra parte Festiluz nos acompaña hasta el 28 de febrero

Conocido mundialmente como Festival de las Linternas Chinas de Sichuan, llega por primera vez a Chile y Latinoamérica, este gran espectáculo de entretención para grandes y chicos. Serán dos meses llenos de luces, colores, gastronomía, artesanías y shows artísticos, de China y otros países. 500.000 personas disfrutarán de Fesiluz y se deleitarán con 30 espectaculares temáticas iluminadas que harán alusión a la cultura china y chilena. Fesiluz se presentará en Santiago desde el 28 de noviembre de 2019, hasta el 28 de febrero de 2020 en el Parque Fluvial de la Familia en la comuna de Quinta Normal.

La Historia del Festival 

Una de las tradiciones más importantes con la llegada del año nuevo lunar que se celebra cada año en China es el Festival de Luces de Zigong. Zigong es una ciudad de la provincia de Sichuan y su festival es una tradición que se remonta a más de 1800 años de antigüedad. En la actualidad muchos países y personas han podido apreciar la belleza de este festival, sus grandes estructuras con luces de colores y distintas temáticas, donde destacan portales chinos, el templo del cielo, dragones, pájaros y los elementos del horóscopo chino. La festividad y todo lo que le rodea, le convierten en el lugar ideal para disfrutar de música, colores, bailes, comidas, fuegos de artificios y variadas entretenciones para niños, jóvenes y adultos. Por su importancia y antigüedad el Festival de Luces de Zigong, es considerado patrimonio de China y es el lugar perfecto para que toda la familia cada año se vuelva a reunir.

Información

Serán dos meses llenos de luces, colores, gastronomía, shows, juegos y mucho más. Desde el 28 de noviembre hasta febrero 28 de 2020 en el Parque de la familia en Quinta Normal.

Horario: Todos los días de 18.00 a 01.00 hrs.
Boletería cierra a las 00.00 hrs.
Encendido de luces: 20.30 hrs Aprox.
Evento apto para todo público.
Niños de estatura menor a 90 cm no pagan entrada.
No se permite el ingreso de alimentos y bebestibles al parque.

 

parque metropolitano

El plan para que no se seque el Parque Metropolitano ni el cerro San Cristóbal

¿Se imagina a Santiago sin el cerro San Cristóbal? Bueno, si la sequía sigue con sus consecuencias, el principal punto verde de la capital está bajo amenaza.

El pulmón de la capital no es inmune a la severa escasez hidríca que golpea al país y sus más de 700 hectáreas verdes podrían comenzar a cambiar su color.

Este año hemos recibido 1/4 de las precipitaciones en un año normal, estamos recibiendo un 20 o 30% del caudal de agua que recibimos normalmente en esta fecha”, Martín Andrade, director del Parque Metropolitano de Santiago.

Hoy la que podría ser la salvación la vemos desde el aire: un innovador proyecto que pretende asegurar el agua para las miles de especies que habitan el Parque Metropolitano.

Su nombre es Las Torres. Está en el corazón del cerro San Cristóbal y es capaz de almacenar desde este año 15 mil metros cúbicos de agua. Se alimenta principalmente del río Mapocho y, frente a las bajas lluvias, el recurso es bombeado desde una arteria del canal San Carlos.

Nosotros sacamos laterales de riego que van en un diámetros de 75 ml. para abastecer mediante riego tecnificado, mediante aspersores o con conexión a un grifo“, detalla Leslie Díaz, inspectora de obras de la división Parques y Jardines.

Es la fuente para una renovada matriz de riego ubicada en el bosque Santiago la que hace posible que cañerías, estanques y la planta de filtración aseguren agua para los miles de ejemplares del parque de forma semanal.

Estamos reemplazando periódicamente la vegetación exótica, que fue la que originalmente se plantó, por vegetación nativa, eso ha hecho que se ha reducido un montón el requerimiento de agua de nuestra vegetación”, añade Andrade.

Usar y reutilizar agua mediante riego por goteo, es la fórmula con la que se enfrenta la sequía en el segundo parque urbano más grande de Latinoamérica, un monitoreo constante para intentar preservar lo que hoy está bajo una amenaza.

Fuente: Chilevisión Noticias

Ministerio del Agua

Actualmente en Chile son más de 40 las instituciones que tienen algún grado de injerencia en la administración y la gestión del agua, hecho que, para el Gobierno, muchas veces dificulta el trabajo y ralentiza la toma de decisiones referentes al recurso hídrico. Esto, dicen, no conversa con el actual contexto de megasequía por el que atraviesa el país, en el cual es necesario establecer medidas rápidas a fin de asegurar el suministro del recurso en el futuro.

Es por eso que en el Ejecutivo están pensando en la creación de una “nueva institucionalidad” para manejar el agua en Chile, la cual pueda “unificar” la toma de decisiones en esta materia. Y para eso, un eventual Ministerio del Agua, una subsecretaría o quizás una entidad autónoma especializada surgen como opción, aunque desde La Moneda afirman que aún hay mucho por evaluar.

Por ejemplo, para el ministro de Agricultura, Antonio Walker, en cuyo sector, producto del riego de cultivos, se utiliza cerca del 80% del agua extraída en el país, la idea de un Ministerio del Agua le atrae bastante. De hecho, ese tipo de institucionalidad fue una de las cosas que más captó su atención durante su gira por China la semana pasada, en el marco del Chile Week 2019. Y es que Walker, durante su estadía en el gigante asiático, averiguó sobre la manera en que China administra sus recursos hídricos y señaló, en entrevista, que “lo primero que nos llama la atención es que acá hay un Ministerio del Agua, y que ve todo” lo relacionado con el recurso. Según el ministro, actualmente en Chile la discusión está centrada en “la cosa estructural, que es la inversión en grande obras de riego”, como embalses, infiltración de acuíferos, riego tecnificado y desaladoras, pero, pese a subrayar la importancia de lo anterior, sostuvo que existe otro tema clave: “La institucionalidad del agua”. Las más de 40 instituciones que manejan el recurso en el país, como la Dirección General de Aguas (DGA), la Comisión Nacional de Riego (CNR), Fundación Chile o las Organizaciones de Usuarios del Agua (OUA), según Walker, hace que algunos trámites agrícolas como cambiar puntos de captación de aguas o inscripciones de derechos del recurso puedan tardar varios años, manteniendo frenados proyectos de inversión en infraestructura hídrica.

“Tenemos que tomar el toro por las astas (…). Tenemos que darle institucionalidad al agua para que cualquier persona que quiera inscribir un derecho de agua en 30 días le digan que sí o que no, pero no en más de tres años”, expuso, agregando que “al ministerio nos va a ver mucho gente que quiere hacer una inversión y que no la puede hacer. Estoy hablando de inversiones grandes”.

Por ello, consultado sobre si Chile debiese tener un Ministerio del Agua, Walker aseguró: “Yo creo que sí”, aunque apuntó que aún “debemos explorar todas las alternativas, pero tengo una cosa clara: no podemos seguir como estamos”. “Este es un tema mucho más profundo, es un tema país en el que tenemos que tener una mirada a largo plazo, con una mirada transversal. Juntémonos con los asesores de oposición y Gobierno y lleguemos a un gran consenso nacional respecto a la institucionalidad del agua”, recalcó, comentando que además de un ministerio, se podría pensar también en una subsecretaría, pero para eso que “los mejores técnicos nos propongan las mejores soluciones”.

MOP también apunta a necesidad de nueva institucionalidad

Quien también se refirió al tema fue el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, cartera que acoge a la Dirección General de Aguas (DGA), organismo encargado, entre otras cosas, de promover la gestión y administración del recurso hídrico en el país. El titular del MOP, si bien no se mostró abiertamente a favor de un Ministerio del Agua, sí promueve la idea de una nueva institucionalidad. “En Chile tenemos muchísimas instituciones que tienen injerencia en la administración y la gestión del agua, más de 40 instituciones que tienen algo que decir en esta materia, y eso por supuesto que en muchas ocasiones hace difícil el trabajo y la toma de decisiones”, comentó. Por lo tanto, continuó, “entre las cosas que tenemos que pensar a mediano y largo plazo en Chile es tener una nueva institucionalidad y eso es parte de lo que quisiéramos afrontar en el trabajo que el Presiente nos ha encargado para que Chile pueda adaptarse al cambio climático que tenemos”. 

 

ministerio del agua

 

“Eso requiere decisiones y las decisiones, por supuesto, son más fáciles si es que tenemos una institucionalidad adecuada”, añadió, aclarando eso sí que “yo no me atrevería a decir cuál debe ser esa institucionalidad, pero sin duda tiene que unificar más la toma de decisiones en esa materia”. Y en ese sentido, Moreno dijo que “hay muchísimas opciones” además de un ministerio. “Hay gente que ha propuesto una subsecretaría o una entidad especializada. Pero más allá de eso, creo que hay que sentarnos y mirarlo con cuidado, buscar cuáles son los mejores caminos”.

“¿Organismo técnico, autónomo e independiente de ciclos políticos?” Desde el mundo académico, la directora del centro de Derecho y Gestión de Aguas y de la U. Católica, Daniela Rivera, también entregó su visión al respecto e indicó que “sin lugar a dudas, la dispersión y falta de coordinación entre los distintos organismos, públicos y privados, que tienen potestades en materia de aguas en Chile dificulta enormemente su gestión”. De hecho, Rivera afirmó que “parte de la crisis hídrica que experimenta actualmente el país en este ámbito se relaciona a esa falencia o debilidad estructural o institucional. Por lo tanto, parte de la solución a esta crisis requiere cambios en este campo: hay que revisar y ajustar la institucionalidad del agua”.

En esa línea, la académica explicó que “se ha hablado de la creación de una Subsecretaría del Agua, o incluso de un Ministerio del Agua. Es verdad que esto podría propiciar una unidad y coordinación de la administración del Estado en esta temática, lo que se requiere con urgencia”, pero apuntó que para definir aquello hace falta antes un análisis “serio y riguroso”. Según la experta, para la implementación de una nueva institucionalidad del agua primero se debe dar respuesta a una serie de interrogantes, como “¿por qué un Ministerio del Agua y no uno de Sostenibilidad?”, donde no solo se traten los temas hídricos, sino que la administración y protección de todos los recursos naturales del territorio. “O bien ¿por qué, en lugar de crear un ministerio, y aumentar el aparato estatal centralizado, no se piensa en la posibilidad de crear una agencia administrativa independiente que se encargue de la administración y protección del agua, que tenga un carácter eminentemente técnico, autónomo y que sea independiente de los ciclos políticos? Ello, contribuiría a sacar el agua de las discusiones puramente políticas e ideológicas y permitiría una planificación más a largo plazo, en base a criterios técnicos”, concluyó Rivera.

 

Fuente: Emol

sequía en Santiago

Sequía en Santiago, ¿Fin del pasto en los parques urbanos?

Sequía en Santiago.- Actualmente, hay 56 comunas en el país que están con decreto de escasez hídrica y cinco regiones con emergencia agrícola. La preocupación ante el manejo del agua ha generado revuelo en distintos sectores e, incluso, el Presidente Sebastián Piñera anunció que se destinarán más de US$ 5 mil millones para enfrentar la megasequía en Chile que lleva más de una década.

La directora del Centro de Ciencia del Clima y Resilencia (CR2) de la U. de Chile y coordinadora de las mesa de científicos para la COP25, Maisa Rojas, señaló a El Mercurio de Valparaíso que todos pueden tomar conciencia en cuanto al uso del agua y que, por parte de las autoridades, el manejo en el riego es fundamental: “Creo que lamentablemente tenemos que dejar de pensar en tener parques con pasto: el pasto requiere de mucha agua, no es nativo de esta región, no corresponde”.

Tres expertos del área analizan la medida planteada por la científica y abordar otras soluciones que se podrían aplicar para desarrollar parques en las ciudades que sean más sustentables.Historia del Parque y sus atractivos

Vegetación nativa

“Lo primero que piensa la gente cuando se genera un área verde, es en poner pasto”, comentó Alex Godoy, director del Centro en Sustentabilidad UDD, concordando con la postura de Rojas. “Y el pasto más que ser una planta introducida, es una planta que tiene un consumo hídrico muy grande”, agregó. Según su análisis, lo ideal “no es poner solamente pasto, sino que hacer una mezcla entre arbustos y vegetación de la zona”. Es por esto que, en su opinión, los parques urbanos deben diseñarse “con flora nativa de la zona, porque son plantas que están más adaptadas a las condiciones locales y se juega mucho entre lo que es el paisaje con plantas que son propias de la flora”, y no usar césped que, además, genera “un consumo muy grande” de agua.

Osvaldo Moreno, jefe de magíster en Arquitectura del Paisaje UC, puntualizó que “en el escenario actual de escasez hídrica (…), la optimización del recurso agua para fines de riego es una herramienta fundamental en el manejo de las áreas verdes urbanas hoy día”.

Y coincidió en que las estrategias “se tienen que traducir en la búsqueda de nuevas especies y de nuevas estrategias de plantación de especies vegatacionales en áreas de parque y, en general, en espacio público, y que llevan a repensar las características que tradicionalmente hemos buscado en este tipo de espacios”, manifestó el arquitecto.

Por su parte, Sonia Reyes, investigadora del Centro de Desarollo Urbano Sustentable (CEDEUS), si bien coincide con lo anterior, puntualizó que “es muy preferido y deseado por las personas. (…) Un parque sin césped, visualmente se ve más árido, entonces la gente tiende a pensar que tiene mala mantención o es de mala calidad. Yo diría que no se puede eliminar totalmente por ese argumento social”.

“Pero sí se puede disminuir la extensión de la superficie que tiene césped y siempre con árboles encima, porque al tener la sombra de los árboles, permite que la humedad permanezca más tiempo en el suelo”, y plantó que una posible solución es utilizar cubresuelos, “esas plantas bajitas nativas que son muy ornamentales y que no se usan”, ya que en su opinión “el tema es hacer un paisajismo que sea igualmente atractivo”.

sequía

Sistemas de riego

En cuanto al sistema de riego, factor fundamental en la mantención de los áreas verdes, Godoy explicó que ahora en su diseño “las medidas de los parques usualmente tienen que ver con medidas que permitan crear sombra, de bajar temperaturas, de absorber calor, y también con sistemas de riego que están basados en la recuperación de agua”.

“Muchas de las aguas grises, por ejemplo, se podrían recuperar para los propios usos, más que regar con agua que puede tener un uso alternativo”, dijo el director, haciendo hincapié en la falta de innovación, ya que una de las medidas posibles es que “los sistemas de cañería y de construcción permitan recolectar y separar aguas, para poder tener sistemas de tratamiento de aguas grises diferenciado de las aguas cafés, que es lo que hoy día se realiza”, señalizó Godoy.

“Estamos hablando de zonas que están combinadas con edificaciones, programas de viviendas o ciertos equipamientos, entonces es posible pensar que con cierta reconversión tecnológica, estas mismas edificaciones puedan desarrollar mecanismos para la reutilización de aguas grises”, añadió Moreno. Sobre esta alternativa, Reyes indicó que “tendrían que ser aguas que estén en las propias instalaciones del parque porque, si quisiera usar aguas grises de vivienda, habría que hacer una red de distribución, y eso sería muy difícil”.

La investigadora del CEDEUS añadió que otra alternativa es la acumulación de aguas lluvias: “Es súper factible, depende de la condición exacta del parque cómo se pone ese estanque. Algunos pueden ser subterráneos y encima incluso puedes usar una capa de césped”, indicó por su parte Reyes. Sin embargo, indicó que “con la escasez de lluvia, igual tiene que suplementar esa agua, pero es factible y es una buena medida”.

Otro factor fundamental, “además de ser una medida -podríamos decir- de manejo ecológico o paisajísitco, es una medida que implica un cambio cultural, porque en definitiva somos los usuarios de estas áreas verdes y en parte la sociedad la que ha llevado a la búsqueda de que en nuestras áreas verdes existan prados de césped tal como ocurre en otras regiones del mundo”, enfatizó Moreno.

Fuente : Emol

Museo de la Vivienda en el Parque Metropolitano

Muchos no lo conocen, pero el Parque Metropolitano tiene un centro de educación ambiental, llamado Bosque Santiago, al que todos los fines de semana y de forma gratuita se puede ir a recorrer parte de sus 180 hectáreas,

Ahí, hay zonas de humedales, otra de picnic, unos viveros y varios senderos interpretativos de la flora nacional.

A esos entretenido panoramas, se sumó uno más, el nuevo Museo de la Vivienda Tradicional Local.

Se trata de un sendero con nueve casas construidas a escala real para mostrar el estilo arquitectónico de distintas localidades del país, como también de algunos pueblos indígenas.

Desde una típica donde vivían los Ono Selk’man hasta una ruca que usan los mapuches de la costa, son algunas de las casas que conocerás en este museo gratuito.

 

 

Hace sólo unos meses abrió el Museo de la Vivienda Tradicional Local, un espacio al aire libre con nueve construcciones a escala que enseña el estilos arquitectónico representativo de pueblos indígenas y localidades del país.

Muchos no lo conocen, pero el Parque Metropolitano tiene un centro de educación ambiental, llamado Bosque Santiago, al que todos los fines de semana y de forma gratuita se puede ir a recorrer parte de sus 180 hectáreas, las que incluyen una zona de humedales, otra de picnic, unos viveros y varios senderos interpretativos de la flora nacional.

A esos entretenido panoramas, se sumó uno más, el nuevo Museo de la Vivienda Tradicional Local.

Se trata de un sendero con nueve casas construidas a escala real para mostrar el estilo arquitectónico de distintas localidades del país, como también de algunos pueblos indígenas.

Fuente: La Tercera.